Cartas-digitales-para-restaurantes

Blog > Cartas digitales para restaurantes

Cartas digitales para restaurantes

En los tiempos recientes, el sector de la restauración se ha visto obligado a cambiar por completo su manera de organizarse. Los protocolos de seguridad intentan evitar lo máximo posible el contacto directo entre personas y el uso compartido de materiales y, para evitar esto, una de las soluciones más funcionales es la de los menús o cartas digitales para restaurantes.

Por medio de dicho sistema, los clientes pueden consultar de manera completa la oferta del establecimiento y llevar a cabo la solicitud de su pedido sin necesidad de tocar ninguna carta física. Gracias a nuestra experiencia, en Fibraclim podemos explicarte, a través de este artículo, todo lo referente a las cartas digitales para restaurantes.

Además de lo mencionado anteriormente, las cartas digitales se habilitan a los negocios para que sean capaces de vender sus servicios a domicilio (delivery), o bien implantar el servicio de comida para llevar, el cual consiste en que los clientes visitan el restaurante, bar o cafetería y recogen sus pedidos previamente pagados con seguridad garantizada.

¿Por qué las cartas digitales para restaurantes son una herramienta de marketing?

Más allá del valor de las cartas como medida de prevención contra los contagios, estas son una poderosa herramienta de marketing para todo negocio de restauración, ya que incrementan la reputación del local gracias a que, en las reseñas y valoraciones de los clientes, se comienza a tener bastante en cuenta si un negocio posee o no dicho servicio.

Además, la carta digital para restaurantes es un elemento publicitario de gran valor. El hecho de que cientos de clientes potenciales puedan acceder a esta desde cualquier sitio en el que se encuentren genera un aumento en la visibilidad de la empresa, lo que puede animar a los usuarios a acudir al local o a solicitar los servicios de reparto a domicilio.

¿Cómo es el funcionamiento de una carta digital para restaurantes?

Aunque no lo parezca, el funcionamiento de una carta digital para restaurantes, bares o cafeterías, no es nada complicado; de hecho, cualquier usuario que cuente con un smartphone puede utilizarlo de manera sencilla.

Una vez un cliente acude a un local de hostelería, este solo tiene que proceder a escanear el código QR del local con su teléfono y, de manera automática, accede al menú o carta digital del restaurante.

carta-digital-para-restaurante

Después de acceder, basta con ir marcando los productos que se desean consumir e incorporarlos al pedido. Cuando este se confirma, es enviado a los dispositivos conectados que poseen los camareros y el equipo de cocina; así, pocos minutos después, el pedido estará servido y listo para su disfrute.

Dicho procedimiento es semejante para aquellos establecimientos que hayan optado por el servicio de reparto a domicilio o el de recogida en el local. El cliente, desde la comodidad de su vivienda y sin necesidad alguna de entrar en contacto con ninguna otra persona, ingresa al menú del restaurante y lleva a cabo su pedido.

Esta información se recibe en el local para que los trabajadores comiencen a gestionarlo. Además, el cliente puede monitorizar en todo momento sus platos y conocer su estado.

Sin duda alguna, las cartas digitales para restaurantes son el presente y el futuro de la hostelería; aquellos establecimientos que implanten primero dicho servicio, resaltarán y se distinguirán de la competencia. Por otro lado, atraerán a una clientela con una conciencia cada vez mayor de la necesidad de adoptar las máximas precauciones de salud.

Servicio de cartas digitales para empresas con Fibraclim

En caso de que abras un restaurante, cafetería o bar, y desees implantar este servicio con rapidez y comodidad, lo más recomendable es que recurras a una empresa que gestione tus menús digitales, como la nuestra. Solo ponte en contacto con nosotros y te atenderemos lo más pronto posible.

Solicitar este servicio en una empresa como Fibraclim es la manera más rápida de implantarlo en tu local, ya que no solo te ahorrará tiempo y dinero, sino que te permitirá enfocar tus esfuerzos en gestionar tu negocio. Dicho servicio abarca el diseño de la carta, su elaboración y su mantenimiento.

Las cartas digitales para restaurantes como elemento de seguridad

Con la propagación del COVID-19, todos los establecimientos de hostelería y restauración se han visto en la obligación de adaptarse a las nuevas normas higiénico-sanitarias para evitar contagios. A su vez, tanto la limpieza como la desinfección de los espacios de uso común se volvieron más importantes de lo que nunca fueron.

Por otro lado, la optimización de los espacios con el fin de garantizar el distanciamiento entre clientes se ha vuelto otra de las medidas que se han tenido que adoptar.

Fuera de estas acciones, contar con una carta digital para restaurantes se ha vuelto un elemento indispensable con el que los clientes pueden realizar sus pedidos individualmente desde su smartphone sin necesidad de tener contacto con las cartas tradicionales tocadas por todos los clientes que acudan al establecimiento.

Y es que la carta hace que los clientes se sientan mucho más seguros de visitar un local de restauración, debido a que reduce al máximo la posibilidad de sufrir contagios.

carta-digital-restaurante

¿Cuáles son los aspectos a tener en cuenta en la carta digital?

Existen una serie de elementos que tenemos que tener en cuenta una vez nos hayamos decidido a implantar una carta digital para restaurantes. ¿Te gustaría conocerlos para mejorar tu negocio? Adelante.

1.- Formato carta digital (táblet y móvil)

La carta digital para restaurantes consiste en una táblet o una aplicación móvil con la que se sorprende a los clientes debido a lo novedoso del producto. De esta forma, a su vez, se gana operatividad con la cocina y se puede aportar toda la información requerida a los clientes sobre los platos y alimentos.

2.- Diseño de carta digital

Dicha carta permite elaborar un diseño propio en el que se puede incluir fotos de los platos, además de proporcionar mayor relevancia a estos para que aporten mayor beneficio con el fin de incrementar la facturación.

Esto se puede utilizar para mejorar la visibilidad de la imagen corporativa, así como para tener una carta mucho más atractiva, dinámica y que responda satisfactoriamente a cualquier necesidad de los clientes.