cuanto-tiempo-tiene-que-estar-un-bizcocho-en-el-horno

Blog > ¿Cuánto tiempo tiene que estar un bizcocho en el horno?

¿Cuánto tiempo tiene que estar un bizcocho en el horno?

Preparar un bizcocho en tu cocina es una tarea sumamente sencilla; sin embargo, hay que tener mucho cuidado con la temperatura al hornear, así como el tiempo y la correcta mezcla de los ingredientes de la masa. En este artículo aprenderás cuánto tiempo tiene que estar un bizcocho en el horno, pero también algunos otros detalles importantes de su preparación.

Antes que nada, debes entender que los puntos más importantes a tener en cuenta para conseguir un resultado perfecto son los siguientes: los ingredientes, la masa, el horneado, la maquinaria perfecta, y la conservación del bizcocho.

Para evitar que este plato resulte incomible, se quede crudo en el interior, o “desinflado”, debes seguir los consejos que te presentamos a continuación. De esta manera, lograrás que los próximos que hagas queden esponjosos y perfectos al saber cuánto tiempo tiene que estar un bizcocho en el horno.

Ingredientes y preparación de la masa

Una vez conocemos los principales factores a tener en cuenta a la hora de hornear y saber cuánto tiempo tiene que estar un bizcocho en el horno, procederemos a la preparación de los ingredientes y la creación de la masa. Para ello, seguiremos los siguientes pasos:

1. Tipo de bizcocho a preparar

Lo primero es elegir y tener claro qué tipo de bizcocho se va a preparar, ya que, por ejemplo, no es igual un bizcocho corriente que uno genovés. Dependiendo del tipo que se elija, los ingredientes variarán, así como su manera de hacerlo y cuánto tiempo tiene que estar ese bizcocho en el horno.

El más común es el corriente, que suele llevar entre sus principales ingredientes: azúcar, huevo y harina. La manera de preparar la masa es batiendo huevos, mezclándolos con azúcar utilizando unas varillas, y luego incorporando la harina poco a poco.

tiempo-hornear-bizcocho

El bizcocho de espuma es igual que el anterior, solo que se bate el azúcar con las yemas aparte, mientras que las claras se montan a punto de nieve por otro lado para, posteriormente, unir las yemas y azúcar con las claras y la harina, realizando movimientos envolventes con el fin de que no baje la masa.

Por último, el bizcocho genovés, a diferencia de los otros, no lleva levadura, por lo que este es el que se suele hacer para las tartas. Se mezcla primero el huevo con el azúcar y la mantequilla, y después de esto se incorpora la harina.

2. Contar con los ingredientes adecuados y sus medidas

Para saber cómo hacer un bizcocho y cuánto tiempo tiene que estar un bizcocho en el horno, se deben tener disponibles todos los ingredientes pesados con exactitud. Esto se debe a que la pastelería es una ciencia exacta, la y por lo tanto no podemos variar mucho las reglas del juego.

Por ejemplo, colocar más levadura de la establecida no va a hacer subir más el bizcocho, y por ello solo debes usar la indicada en la receta. Por otro lado, la mantequilla y la margarina no son lo mismo: la primera es grasa animal y la segunda es grasa vegetal.

Es importante tener cuidado con las cantidades, así como con el orden en el que van los ingredientes. Además, debes pesar bien cada uno de ellos y medirlos de manera exacta, colocando el recipiente con los líquidos sobre una superficie plana y a vista de ojo; es decir, que podamos mirar la línea de la medida de frente.

Un huevo es un huevo; sin embargo, no es igual un huevo tamaño M que uno tamaño XL. En repostería, cuando se habla de huevo, por lo general, es refiriéndose a los de tamaño M, que son los de 60 gramos aproximadamente.

Ten cuidado de que los ingredientes se encuentren a temperatura ambiente a no ser que la receta diga lo contrario. Por ejemplo, los huevos y la mantequilla deberían estar fuera del frigorífico desde al menos una hora antes de ser usados, o media hora en caso de que sea verano.

Por otro lado, la harina debe ser tamizada, ya que usar harina de repostería o harinas flojas destrozaría la receta.

hornear-un-bizcocho

Los bizcochos son montados con batidoras de varillas, no con batidoras de cuchillas. Así, se comienza a velocidad baja y se va incrementando gradualmente; al momento de unir ingredientes o añadir la harina, se hace con la paleta o con la mano y con movimientos envolventes. Un buen batido le dará mucho aire a la masa, lo que asegurará un bizcocho esponjoso.

A la hora de engrasar el molde, se le pone también harina y se sacude la sobrante. Todos los moldes deben estar engrasados, salvo los antiadherentes y los de silicona. Estos también pueden forrarse con papel de horno, también conocido como papel vegetal.

Momento de horneado: cuánto tiempo tiene que estar un bizcocho en el horno

Una vez hemos mezclado todos los ingredientes de nuestra nueva creación culinaria, debemos estar atentos a cuánto tiempo tiene que estar un bizcocho en el horno, y para ello hemos enumerado los pasos que debes seguir.

  • Una vez tenemos lista la masa, se debe hornear el bizcocho de manera inmediata. Para ello, el molde debe estar preparado y la maquinaria a la temperatura correspondiente. Este último tendremos que precalentarlo al menos 15 minutos antes de meter el bizcocho.
  • Cada horno posee sus propias características; sin embargo, por regla general, todo bizcocho se hornea a 180º si este se encuentra en un molde normal (con una altura entre los 6 y 10 centímetros)

Si es de mayor altura, la temperatura en el horno debe ser menor y, por ende, se alarga el tiempo de cocción. En caso de que el horno cuente con ventilador, este no debe ser puesto hasta que el bizcocho no haya subido. Cuando lo haga, se pone el ventilador y se disminuye la temperatura unos 10° o 15º.

  • La mezcla debe estar situada en el centro y a media altura. Si el horno no está demasiado caliente, el bizcocho subirá excesivamente rápido y quedará seco por fuera, e incluso podría quemarse; y, si está a muy baja temperatura, el centro del bizcocho quedará hundido. Por ello es importante saber cuánto tiempo tiene que estar un bizcocho en el horno.
  • Es muy importante no abrir el horno por ninguna razón durante los primeros 30-45 minutos. Por regla general, se debe hornear la masa siete minutos por cada centímetro de grosor de esta, y aquí es donde tenemos que saber exactamente cuánto tiempo tiene que estar el bizcocho en el horno.
  • Cuando, a simple vista, se vea que el bizcocho está listo, se procede a pincharlo con una brocheta o un tenedor. Si sale seco, está listo; si sale húmedo, se deja más tiempo por intervalos de 5 en 5 minutos.
  • Una vez el bizcocho esté hecho, se apaga el horno y se deja la puerta de este abierta. Esto durante aproximadamente 10 minutos, y luego se saca, se desmolda y se deja sobre la rejilla para finalice el proceso de enfriamiento.

Es vital dejar que se ponga a temperatura ambiente antes de manipularlo o desmoldarlo. Esto con la finalidad de que la miga se asiente y así no se desmorone al cortarlo.

¿Te has quedado con todo?

¿Sabes ya hacer el conocido postre casero y cuánto tiempo tiene que estar un bizcocho en el horno? Quizá, para su preparación, te haga falta algún tipo de menaje profesional de cocina; por ello, estamos esperándote. ¡Atrévete!