temperatura en la cocina de un restaurante

Blog > Cómo mantener la temperatura adecuada de tu restaurante

Cómo mantener la temperatura adecuada de tu restaurante

En la actualidad, los clientes de un negocio de restauración buscan una experiencia gastronómica completa en todos los sentidos, que abarque desde el momento en que entran al restaurante hasta el instante en que se retiran. Y es aquí donde irrumpe la importancia de una correcta temperatura en la cocina de un restaurante y en el establecimiento en sí.

Importancia de la temperatura en la cocina de un restaurante

Los clientes de un local llegan en búsqueda de un conjunto de sensaciones que conviertan su visita en una experiencia inolvidable. Entre los factores que influyen a la hora de conseguir esto se encuentran: la decoración del lugar, el orden de las mesas, la ausencia de ruido, los olores, y la música y su volumen.

Sin embargo, un factor que destaca sobre la mayoría es la temperatura en la cocina de tu restaurante, ya que esta última puede influir en que un cliente no disfrute de la comida o que desee marcharse del establecimiento en cuanto pueda.

Tener un restaurante con un ambiente bastante cuidado, así como luminoso y con una temperatura tanto estable como agradable, traerá como consecuencia que el consumidor disfrute más de la visita, y, por ende, continúe comiendo, además de volver en otra ocasión.

En el caso contrario, si un cliente pasa frío o calor y se siente incómodo durante su experiencia, lo más seguro es que se marche antes de tiempo y no vuelva nunca más.

Es por todo esto por lo que es indispensable poseer, así como elegir adecuadamente, un equipo de climatización que garantice la máxima eficacia y control sobre el ambiente general del restaurante, logrando que los clientes se sientan cómodos y a gusto.

Dispositivos de doble uso para una temperatura ideal

Para conseguir que los clientes y los trabajadores se sientan cómodos, es necesario instalar algún tipo de aire acondicionado en el local que, de ser posible, cuente a su vez con una bomba de calor. De esta manera, serviría tanto para calentar en épocas frías como para enfriar en las calurosas la temperatura en la cocina de un restaurante y del salón.

Dicho aire debe integrarse bien en el espacio del restaurante, satisfaciendo así todas y cada una de las necesidades de climatización del establecimiento, como la temperatura de la cocina de un restaurante.

Para ello, lo recomendable es contar con el apoyo de profesionales para instalar el aire acondicionado o los sistemas de climatización. Estos, de forma previa a la instalación, llevarán a cabo una comprobación total de la carga térmica de la que deberá disponer tu dispositivo de climatización; así conocerás las “frigorías” necesarias.

temperatura en la cocina de un restaurante

¿Qué frigorías se requieren para la correcta temperatura de la cocina de un restaurante?

La respuesta varía de acuerdo al tamaño y distribución del establecimiento o la zona de trabajo. Para calcular la carga térmica participan múltiples aspectos, tales como: la cantidad de ventanas, la media de aforo, la superficie para clientes, el tipo de maquinaria que produce calor, las puertas de acceso, o las ventanas que dan al sol.

Es importante tener mucho cuidado con el aire acondicionado de un restaurante; si nos excedemos, los trabajadores tendrán frío y se sentirán incómodos para realizar sus labores.

Lo que se recomienda es mantener la temperatura de la cocina de un restaurante entre los 21 y los 23 grados durante el verano. Con esta medida, se evitará que, tanto clientes como camareros y cocineros, pasen frío o calor.

¿Qué se debe tener en cuenta durante el invierno?

Debes mantener el restaurante con un ambiente cálido y acogedor, ya que, durante el invierno, la gente sale menos por el frío. En esa época, es normal que los gastos en calefacción se incrementen, y por ello se deben tomar ciertas medidas con el fin de mejorar la temperatura de la cocina de un restaurante.

Un correcto aislamiento y una buena ventilación ayudarán con la temperatura del local; ahorrarás en calefacción si te aseguras que las puertas y ventanas se encuentran instaladas correctamente y si pueden mantener el calor interior. Instalar un termostato también será de mucha ayuda, ya que esté te prevendrá del consumo una vez se alcance la temperatura ideal.

Nuevamente, lo que se recomienda es mantener la temperatura de la cocina de un restaurante entre los 20-21 grados durante el invierno. Solo se bajará hasta los 19 grados si el local se llena mucho.

¿Cómo mantener la temperatura adecuada?

Existen varias maneras utilizadas por los profesionales de la hostelería para mantener la temperatura de la cocina de un restaurante a la cantidad idea. Hablaríamos de las siguientes medidas:

  • Para controlar la temperatura, tanto de la cocina como del restaurante, lo primero que se recomienda es instalar un termostato que ayudará a regular la calefacción y así podrás mantener un promedio de 20 grados.
  • Puedes instalar algún sistema de calefacción en el local. Usa radiadores eléctricos (que son de instalación sencilla y limpia); estos calientan rápido un establecimiento, solo que a distancia corta, por lo que es necesario instalar varios de estos de mediano tamaño. El problema de esto, es que, dependiendo del aislamiento y orientación del restaurante, se puede disparar el consumo energético.
  • Contar con un sistema de climatización adecuado para tu local de acuerdo a su tamaño.

temperatura en la cocina de un restaurante

Si hablamos de un local pequeño, se puede emplear un sistema de aire por conductos, el cual requiere la construcción de un falso techo que, como aspecto positivo, ofrece discreción visual. A su vez, permite la distribución del aire hacia diferentes salas del restaurante, así como regula la temperatura de la cocina de un restaurante y todas sus estancias.

Otro sistema recomendable para locales pequeños es el “split cassette”. Se trata de una unidad cuadrada interior, la cual emite aire en todas las direcciones, repartiéndolo uniformemente por toda la sala. Además, cuenta con una unidad exterior con la que está conectada, y que actúa como compresor. Esta es la opción más empleada.

En cuanto a locales de mayor tamaño, lo mejor es optar por un sistema “multisplit”, el cual distribuye el aire por medio de rejillas. Dicho sistema se basa en la instalación de múltiples unidades interiores de emisión de aire, que se encuentran conectadas a una única unidad exterior; una de sus ventajas es que es de instalación relativamente sencilla.

Finalmente, para los restaurantes de más de 200 m2, se recomienda usar un sistema VRV (volumen de refrigerante variable). Al igual que los sistemas split simples, estos sistemas VRF hacen uso de un fluido como medio de refrigeración y calentamiento.

Con este, se instala una unidad exterior que permite circular el fluido dentro del recinto por medio de tubos que conectan a diversas unidades interiores, repartidas a lo largo de los ambientes que se necesiten.

¿Sabes ya qué sistema para mantener la temperatura de la cocina de un restaurante necesitas? En Fibraclim contamos con los mejores profesionales para la instalación de estos conductos y de la maquinaria necesaria para hacer funcionar correctamente el negocio. ¿Te lo vas a perder?