como-elegir-una-estufa-de-gas

Blog > Cómo elegir una estufa de gas | Fibraclim

Cómo elegir una estufa de gas | Fibraclim

Las estufas de gas son una de las fuentes clásicas de calor para el hogar; son el corazón de la cocina y el salón , los lugares donde surge la magia. Por ello, en Fibraclim queremos que sepas cómo elegir una estufa de gas correctamente.

En los últimos años, se ha avanzado mucho en los elementos que potencian su seguridad y eficiencia, como los termostatos, el encendido piezoeléctrico, los controladores de oxígeno en el ambiente, o los sistemas antivuelco.

En este sentido, lo mejor de cómo elegir las estufas de gas es el hecho de que son muy asequibles y calientan el ambiente más deprisa que las eléctricas. Incluso, como en su mayoría usan gas butano, esta es la bombona más barata dentro del gas no canalizado.

Datos a tener en cuenta para comprar una estufa de gas

A la hora de saber cómo elegir una estufa de gas, uno de los factores determinantes consiste en saber dónde piensas ubicarla exactamente.

Lo primordial es que encuentres un sitio que cuente con una buena ventilación, pues estas consumen el oxígeno del lugar donde se encuentran. Además, dependiendo del tamaño de la habitación, deberás seleccionar un modelo con un tipo de potencia específica.

Tienes de 900 a 1.800 W para estancias pequeñas; de 1.800 a 2.500 W para medianas; y para estancias grandes, más de 2.500 W.

elegir-una-estufa-de-gas

A continuación, te exponemos todas las características y cualidades más relevantes al recopilar toda la información sobre cómo elegir una estufa de gas. ¿Preparado? ¡Adelante!

Ventilación de la estancia

Como ya hemos mencionado antes, es aconsejable colocar la estufa en una habitación con ventilación, ya que la combustión del butano consume todo el oxígeno de esta. Por ello, que nunca se te ocurra colocar una estufa en un dormitorio, ¡sería un desastre!

Superficie

Lo más recomendable al saber cómo elegir una estufa de gas, es colocar este tipo de productos en una habitación con más de 20 m2, y precisamente por medidas de seguridad. Al mismo tiempo, la cantidad de metros a calentar determinará la demanda y, por tanto, la potencia de la estufa.

Seguridad

Actualmente, saber cómo elegir una estufa de gas nos brinda muchos más métodos de seguridad, puesto que cuenta con dispositivos como controladores o analizadores de oxígeno y otros gases en el ambiente, sin dejar fuera los detectores de ausencia de llama, que cortan la salida del gas.

Así que fíjate en estos elementos tan necesarios, y comprueba que sean añadidos a tus requerimientos de compra. Aunque, de igual forma, es imprescindible contar con un sistema de extinción de incendios propio.

Impacto ambiental

En general, desde un punto de vista ambiental, debemos intentar seleccionar aquellas que tengan un menor consumo de gas, ya que así se emitirá menor cantidad de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

No obstante, esto depende por completo del tipo de quemador, ya que cada estufa genera diferentes cantidades de emisiones de GEI al tener un equipo con consumos diferentes. En general, el consumo de gas oscila entre 140 y 300 gramos por hora.

Puedes optar por invertir en una campana de extracción que, sin duda, te ayudara a disminuir las cantidades de humo en tu cocina.

Pero, ¡no hay que olvidar que el factor mantenimiento también es relevante! Al saber cómo elegir una estufa de gas, sabrás que es mejor optar por un modelo que no implique grandes complicaciones en caso de necesitar una revisión o reparación.

Precio

La importancia del precio no solo radica en la inversión inicial de una estufa de gas, puesto que, si la comparamos con una de sistema eléctrico, el coste ciertamente está por encima. Sin embargo, tenemos que pensar en el mantenimiento, y si de eso se trata, su coste es menor.

Esto es debido al precio tan barato del gas butano, mientras que la factura de la electricidad irá cada vez más alta.

Tipos de estufas de gas para elegir

Estufa de gas radiante

Al saber cómo elegir una estufa de gas, debes conocer que este tipo de calefactor de butano tiene incorporado un quemador, junto a un panel, que se encarga de recoger todo el calor de la llama, para luego radiarlo hacia la habitación; el mismo posee un alto rendimiento que les confiere mayor potencia, alcanzando hasta 4.000 W.

Las estufas radiantes de gas más típicas tienen un panel de cerámica que se va calentando y enrojeciendo a medida que acumula calor, por lo deben ubicarse en una habitación bien ventilada.

En términos de consumo de gas, está en aproximadamente 300 gramos la hora, dependiendo de la potencia elegida, y normalmente pueden calentar habitaciones de unos 30 m2.

La ventaja que presentan las estufas radiantes es su larga duración, ya que puedes usarlas durante mucho tiempo, y su funcionamiento será igual que el del primer día. ¡Pero siempre hay que tener cuidado con su colocación!

Esas estufas de gas desprenden un calor muy intenso, y esto puede causar un incendio si hay algo que pueda arder demasiado cerca. No obstante, no tienes por qué alarmarte. Con algo de precaución, solucionado.

Estufa catalítica

El calor que emite su panel catalítico, a diferencia del calefactor radiante a gas, es que por radiación calienta los objetos, e indirectamente el aire. Esto se debe a que distribuyen la combustión de gas por toda su superficie, causando así un menor riesgo de quemaduras para quien se acerque demasiado.

Sin embargo, lo verdaderamente increíble es que, como trabajan con fuego directo, el riesgo de quemaduras es muy bajo, lo que significa que es completamente recomendable usarlo en hogares cerca de niños y mascotas.

Al saber cómo elegir una estufa de gas, debes conocer que en las catalíticas existe un nivel de consumo de entre 150 y 200 gramos por cada hora de uso, y la potencia de estos calefactores de gas butano hace que puedan calentar un espacio de 25 m2.

Los modelos con termostato permiten regular la temperatura y ahorrar hasta un 30% en el consumo de gas.

como-elegir-una-estufa-de-cocina

Estufa de llama azul

Son las estufas más aclamadas por el público, y las más seguras y eficientes. Dado que el gas se quema a mayor temperatura, el calor emitido es considerablemente más elevado; aunque, lo normal en este tipo de calefactores, es que presenten dos salidas diferentes de calor.

Uno de los mayores puntos a favor en cómo elegir una estufa de gas, son sus índices de vida útil, pues es la mayor de las tres versiones diferentes en condiciones de uso similares.

Estas salidas son la frontal y superior, por donde calientan directamente el aire, lo que a su vez se utiliza como garantía para una temperatura equilibrada en todo el ambiente.

El consumo de esta estufa puede compararse a la estufa radiante, con unos 300 gramos de gas butano a la hora, y que permite calentar una estancia de unos 35 m2 aproximadamente.

En Fibraclim, llenamos tu negocio de las mejores herramientas, y tu hogar de los mejores equipos. Visita nuestra página web y encuentra todo lo necesario para deslumbrar en la cocina. ¡No te quedes si el tuyo!