Cuáles son los tipos de cámaras frigoríficas y sus utilidades

Todos los tipos de cámaras frigoríficas son diseñadas para favorecer procesos de conservación o de fabricación gracias a los sistemas con los que cuentan. No todas las cámaras frigoríficas tienen la misma temperatura, ya que están hechas para propiciar espacios controlados según la necesidad que se tenga.

¿Estás buscando más información sobre cámaras frigoríficas?

¿Conoces alguna? Tal vez no lo recuerdas pero es seguro que sí. En el siguiente artículo vamos a hablar de las generalidades de estos equipos, los tipos que puedes encontrar y sus utilidades.

¿Qué son las cámaras frigoríficas?

Son espacios diseñados para ofrecer condiciones de clima específicas que favorecen procesos de fabricación o de conservación de diferentes productos. Estas pueden ofrecer temperaturas positivas o negativas, tener diferentes tamaños e incluso contar con puestos de trabajo en su interior.

Algunas incluso pueden ser construidas a la medida de espacios específicos o de habitaciones determinadas.

En su construcción, es importante tener en cuenta el tamaño y los sistemas de aislamiento utilizados, para que puedan otorgar las mejores condiciones sin pérdida de energía al entrar en funcionamiento. Pueden tener estructuras fijas o móviles, que serán ubicadas en diferentes espacios y trasladadas según las necesidades que se tenga.

En las cámaras fijas se realizan aislamientos, modificaciones y se colocan diversos tipos de pisos y tipos de puertas para cámaras frigoríficas, que favorecen las condiciones internas del recinto. Las cámaras fijas también cuentan con sistemas modernos de conservación, y son diseñadas con materiales que ayudan en la preservación de las condiciones ideales.

Los tipos de cámaras frigoríficas responden a diversas clases de usos en las que se les requiere, convirtiéndolos en parte esencial de la vida de algunas empresas y negocios.

Los diferentes tipos de cámaras frigoríficas

Estos son los tipos de cámaras frigoríficas que encontrarás en el mercado:

Cámaras refrigerantes

También se les conoce como cámaras frigoríficas de temperatura positiva. Este tipo de espacios cuentan con temperaturas entre los 0° y 10°, por lo que son utilizadas para la conservación de alimentos frescos, como frutas y verduras, ayudando a mantener la humedad necesaria en los mismos.

Entre los tipos de cámaras frigoríficas, este puede ofrecer grandes utilidades a diferentes negocios de hostelería almacenes de alimentos y bebidas.

Cámaras congeladoras

Estas también son llamadas cámaras frigoríficas de temperatura negativa, y cuentan con un rango promedio de temperaturas entre los 0° y -28°. Son diseñadas con revestimientos que favorecen la humedad atmosférica y la conservación de la temperatura para congelar los productos que allí se coloquen.

Estos tipos de cámaras frigoríficas resultan muy convenientes para el almacenaje de alimentos y la conservación de material orgánico entre otros.

Abatidores de temperatura

En estos sistemas se busca reducir rápidamente la temperatura de preparaciones y elementos para disminuir el riesgo de contaminación y poder conservarlos por algún tiempo sin que pierdan sus cualidades.

De los diferentes tipos de cámaras frigoríficas, este es uno de los más utilizados en negocios de hostelería. Esto debido a que puede enfriar de forma acelerada un alimento recién cocinado, que pasará de 90° a 3° en menos de 90°.

Túneles de congelación

Los túneles de congelación son equipos que funcionan con sistemas automáticos de desplazamiento y corrientes de frío intenso que ayudan a congelar individualmente cada producto mientras este se desplaza en el interior de la cámara. Pueden proveer temperaturas que están por debajo de los -30°, para favorecer la conservación estructural del producto.

Se utilizan sobretodo en la industria de alimentos para ayudar a la protección de las cualidades de productos que deben ser transportados de un lugar a otro como los pescados o la carne.

Utilidades de los diferentes tipos de cámaras frigoríficas

Todos los tipos de cámaras de refrigeración tienen múltiples utilidades que te contaremos a continuación:

Usos industriales

Muchos productos que consumes diariamente cuentan con fechas de caducidad que dependen del momento en el que son producidos, los materiales que contiene y el manejo que se les dé, entre otros. Los diversos tipos de cámaras frigoríficas son la clave para ayudar a incrementar la fecha de caducidad o a conservarlos por un tiempo determinado.

Las industrias alimenticias, de carnes, pescados, lácteos, frutas, verduras, entre otras, deben contar con cámaras frigoríficas refrigeradas o de congelación, según el tipo de producto, que hace que estos puedan llegar a las manos de los usuarios en las mejores condiciones y con un tiempo de caducidad prolongado para que los puedas consumir.

La industria cosmética también utiliza ingredientes o fabrica productos que deben ser conservados a bajas temperaturas para que puedan realizar su función. Incluso, algunos procesos industriales en la fabricación de elementos para construcción, por ejemplo, deben utilizar cámaras refrigeradas, a fin de que el proceso se de en un ambiente de clima controlado.

Usos farmacéuticos y de laboratorios

La producción de medicamentos es otra de las situaciones en las que se requiere el uso de cámaras frigoríficas, pues muchos ingredientes y procesos deben conservarse y desarrollarse a bajas temperaturas. Sin ellas sería imposible garantizar las condiciones adecuadas de producción.

En los laboratorios clínicos se guardan productos biológicos que deben estar por debajo de la temperatura ambiente para evitar la descomposición y la pérdida de los valores estructurales de los mismos. Es necesario contar con cámaras que garanticen una temperatura estable y adecuada para su acopio.

Usos de almacenamiento y conservación

Todos los tipos de cámaras frigoríficas ayudan en el almacenamiento y la conservación de diferentes productos. Y en la industria alimenticia, por ejemplo, este es uno de los usos más frecuentes. Tanto en restaurantes como en supermercados es necesario almacenar bebidas y alimentos para ser utilizados o vendidos.

Tener algunos de los diversos tipos de cámaras frigoríficas favorecen la conservación de los productos por más tiempo y el almacenamiento de estos en condiciones ideales para que puedan ofrecer sus valores nutricionales tiempo después de su recolección o producción.

Ya conoces todo cuanto debes saber sobre las cámaras frigoríficas. Seguro recordarás haber visto alguna, pues en diferentes restaurantes, supermercados, e incluso en clínicas y otros lugares están siempre presentes para ayudar en el trabajo diario.

Si quieres conocer más sobre las cámaras frigoríficas o maquinaria refirgerada para la industria agroalimentaria de Fibraclim, o si quieres saber las características de la cámara que necesitas para tu negocio de hostelería, te invitamos a contactar con uno de nuestros expertos.

Compartir

Artículos recientes

Tendencias en el sector de la restauración en 2020

Las tendencias de restauración de hoy son un fiel reflejo de los hábitos del consumidor…

16 horas ago

Cómo controlar el coste de la materia prima mensual

La inversión o gasto que se debe realizar para la adquisición y conservación de los…

16 horas ago

Cómo fijar el precio de un plato

Saber cómo fijar el precio de un plato es un requisito indispensable para asegurar el éxito…

16 horas ago

Claves para controlar el stock de un almacén de restaurante

Quizá pueda parecer una de las tareas más complicadas y aburridas del mundo de la…

16 horas ago

Los 5 mejores restaurantes del mundo

Los mejores restaurantes del mundo resaltan por ofrecer un menú con propuestas gastronómicas innovadoras que…

1 día ago

Cómo hacer un inventario para un restaurante

Las medidas relacionadas con el control en el sector de la hostelería o la restauración…

1 día ago

¿Aceptas el uso de nuestras cookies?