Tubos-de-acero-inoxidable

Blog > Beneficios del acero inoxidable en la industria alimentaria

Beneficios del acero inoxidable en la industria alimentaria

La industria de los alimentos ha avanzado a pasos de gigante en cuanto a técnicas y métodos de conservación en los últimos años. Aunque los materiales que se usan para crear máquinas e instrumentos son muy variados, muchos desconocen por qué se usa acero inoxidable en la industria alimentaria.

Tras unos estudios, se comprobó que hay ciertos compuestos que pueden entrar en contacto con los alimentos y no causar daños, y el más destacado por fabricantes y expertos de la gastronomía es el acero inoxidable. Se trata de una combinación de acero que resalta porque es resistente al calor, la humedad, el óxido y la exposición a sustancias y comida.

¿Estás buscando más información sobre el acero inoxidable?

Es el material principal en la fabricación de recursos de cocina, neveras, freidoras, planchas y toda clase de piezas de uso gastronómico. Por un lado, los profesionales de la cocina los prefieren por su versatilidad, durabilidad y rentabilidad, y, por el otro, los fabricantes lo hacen por la gran cantidad de variaciones que pueden realizarles.

Existen varias razones concretas de por qué se usa acero inoxidable en la industria alimentaria, y por ellas los expertos en la cocina recomiendan su uso en todo el mundo.

¿Por qué se usa acero inoxidable en la industria alimentaria?

El acero inoxidable se presenta en varios tipos dependiendo del uso que se le quiera dar. El metal destinado para el mercado de los alimentos en general es el acero inoxidable AISI-316, el cual está hecho con una combinación perfecta de níquel, magnesio, acero y cromo; este aumenta la resistencia a la corrosión general, mejorando la resistencia a temperaturas elevadas.

Pero ¿cuáles son los motivos principales del por qué se usa acero inoxidable en la industria alimentaria? Estos son muy variados y ya han sido confirmados por la mayoría de los profesionales de la gastronomía.

Alta resistencia

Los altos niveles de níquel y cromo que confluyen en la realización del acero inoxidable hacen que sea sumamente resistente al calor y al frío, aunque sea colocándolo en capas delgadas alrededor de máquinas como neveras, planchas o licuadoras. Este soporta el uso diario y, sin importar la temperatura, no pierde la forma ni se desgasta.

Al mismo tiempo, también soporta la humedad y la corrosión. Está comprobado que es imposible que se consuma con el óxido; sin embargo, se deben limpiar de la forma adecuada para evitar que se queden las manchas de comida y que acabe teniendo una apariencia gastada.

En ese sentido, una de sus mejores cualidades es que soporta la exposición a químicos, lo cual sería contraproducente y abrasivo para otra clase de materiales. De esta manera queda claro que el AISI-316 es la mejor y más recomendable alternativa para la buena imagen de la cocina de un restaurante u hotel.

Libre de contaminación

La higiene es uno de los puntos más importantes cuando se habla de la industria de los alimentos. Federaciones internacionales establecieron una serie de condiciones sobre qué materiales deben entrar en contacto con la comida.

Aquí reside la clave de por qué se usa acero inoxidable en la industria alimentaria: el acero inoxidable AISI-316 cumple con estas reglas, ya que es sumamente higiénico al no corroerse.

Esto significa que, aunque pase largos periodos de tiempo en contacto con diferentes sustancias, no se alterará su composición. Esta condición garantiza que los alimentos no se contaminen, y así no se volverán tóxicos para la salud de las personas que los consuman.

Flexibilidad en uso y fabricación

Dentro de las razones de por qué se usa acero inoxidable en la industria alimentaria está su versatilidad para adaptarse a todo tipo de formas y grosores; los fabricantes pueden hacer desde cubiertos hasta planchas industriales para restaurantes de cinco estrellas.

Se pueden conseguir implementos con espesores de 0,05 milímetros y hasta de varios centímetros. En todos los casos, estos resisten las presiones, golpes y cambios de temperatura, por lo que son flexibles en sus posibilidades de uso y fabricación.

Limpieza sencilla

Una cualidad que hace al acero inoxidable perfecto para locales de comida, desde pequeños hasta los más elegantes, es que es de fácil limpieza. Gracias a su reluciente superficie siempre parece nuevo, y, debido a que es lisa, se puede limpiar en el ámbito industrial y casero de forma rápida, sencilla y eficaz.

Con unos ciertos cuidados mínimos y algunos trucos de higiene, muchos artículos que tienen años de uso pueden parecer recién salidos de la fábrica.

Las cocinas, cubertería, bandejas y carritos de servicio se ven elegantes y el material puede perdurar por años. Por ello, adquirir productos o recursos de cocina industrial de acero inoxidable para tu restaurante es una buena inversión en todos los sentidos.

Dónde comprar los mejores equipos industriales de acero inoxidable

Ahora que ya tenemos claro por qué se usa acero inoxidable en la industria alimentaria, es el momento de que conozcas toda la oferta de piezas y maquinaria para cocina que te ofrecemos en Fibraclim. Consulta con nuestros expertos para conocer las ofertas, promociones, descuentos y paquetes especiales en compras de diversos equipos de acero inoxidable.

Puedes llamar a los números de contacto que aparecen en nuestra web para consultar precios, o escribir al correo electrónico para conseguir tu cotización personalizada sin compromisos adquiridos.

Además de la variedad de neveras, bandejas, planchas y equipamiento inoxidable en general, puedes conseguir mobiliarios para restaurantes y hoteles, equipos de climatización y hasta instrumentos variados de cocina de las mejores marcas con disponibilidad inmediata.

Recuerda que adquirir artículos industriales de cocina hechos con acero inoxidable del tipo AISI-316 es una inversión para toda la vida. Un adecuado mantenimiento y un cuidado preventivo harán que todas las piezas de la cocina de tu establecimiento estén impecables y garanticen una buena calificación de las autoridades sanitarias.