horno industrial funcionamiento

Blog > Funcionamiento del horno industrial

Funcionamiento del horno industrial

El horno industrial y sus claves son aspectos fundamentales para cualquier cocina hostelera. Por ello, Fibraclim te trae un espacio especializado para que aprendas todo sobre el funcionamiento de un horno industrial, y lleves tu negocio al siguiente nivel.

Estos son equipos que cuentan con un espacio cerrado, el cual alcanza temperaturas muy elevadas con la finalidad de cocinar o calentar los alimentos para el consumo. Es por este motivo por lo que se recomiendan para establecimientos que requieren de la cocción o calentamiento de alimentos en grandes cantidades.

Los tiempos de cocción de un horno industrial y su funcionamiento, también se reducen con el empleo de estos equipos de hostelería, lo que incrementa la productividad y la satisfacción del cliente. Estos son capaces de conservar el calor atrapado en su interior, el cual se genera mediante alguna fuente de energía externa.

Existen diversas calificaciones de hornos industriales. Algunos son diseñados para usos muy específicos, como los hornos para pizzas, y lo mismo ocurre de manera particular en aquellos negocios que preparan alimentos directamente para el consumidor final, como restaurantes o panaderías.

Otros son más versátiles, y en ellos puedes llevar a cabo la cocción de casi cualquier tipo de alimento o comida.

horno industrial funcionamiento

Características de un horno industrial

El horno industrial y el funcionamiento que lo caracteriza, forman parte de los equipos indispensables para las cocinas de restaurantes, hoteles, pizzerías y panaderías, ya que su capacidad para cocinar, hornear, descongelar, derretir, fermentar, dorar, y gratinar los alimentos a gran escala, hacen de estos equipos herramientas imprescindibles.

No obstante, con el desarrollo de la tecnología y del ingenio humano, se han establecido mejores maneras de usar y desarrollar los hornos de forma eficiente. Aunque se han visto avances en los hornos industriales, todavía es insuficiente, ya que se tiene que hallar un método en el que se reduzca el riesgo laboral en cuanto a su manejo.

Los hornos industriales permiten una mejora en los procesos térmicos aplicados a un elemento, para así cambiar su composición química o física, proporcionando un nuevo uso u objetivo. Sin duda, el horno industrial en funcionamiento, está diseñado para garantizar unas prestaciones excelentes en las fases del ciclo productivo, que requieren tratamientos térmicos especiales.

Precisamente por esto, es necesario que cumplas con un habitual proceso de limpieza. El tipo de calentamiento que produce, satisface las necesidades particulares de la preparación de alimentos y del tratamiento de los materiales, pero la higiene es fundamental.

¿Cuál es el funcionamiento de un horno industrial?

Cada horno funciona de manera distinta, según el uso y diseño que posea. Sin embargo, el elemento principal de cada horno industrial y su funcionamiento, es la zona de trabajo; es decir, el lugar donde se realiza el proceso de cocción.

Este no es más que el espacio que separa el exterior del interior por una cámara aislada; de esta manera, todos ellos están fabricados en materiales refractarios y termoaislantes, y con exterior en metálico.

Todos los hornos cuentan con válvulas, difusores, y otro tipo de cierres que permiten regular las corrientes de los gases en el horno; además, sus conductos están equipados con instalaciones que permiten aprovechar el calor de los gases de escape, conocidos como regeneradores y recuperadores.

Los hornos de combustión cuentan con cámaras de combustión donde los quemadores generan el calor, aunque en algunos casos se suprime este elemento y la quema de combustibles se hace directamente en la zona de trabajo del horno.

No obstante, hay funciones que la mayoría de los hornos tienen en común:

  • El nivel de temperatura es regulado mediante un panel de control, lo que hace que la temperatura en el interior del horno aumente o disminuya, según sea el caso.
  • Aumentar el calor permite que este circule correctamente en el interior del horno, distribuyéndose de manera uniforme, y haciendo que los alimentos tengan una cocción completa.
  • En este tipo de hornos se puede calentar, ablandar, gratinar o fundir los alimentos en grandes cantidades, debido a su gran capacidad.

Proceso para encender un horno industrial

  • En un horno industrial en funcionamiento, lo correcto es presionar el botón Start, o el botón de encendido, que suele ubicarse en la estructura exterior del horno, y suele venir acompañado de un display donde hay una guía de las diferentes funciones para operar.
  • Una vez pulsado, lo primero que pasará es que se encenderá un ventilador para extraer los gases que pueda contener el horno industrial en funcionamiento; un sensor envía una señal al display, el cual enciende el quemador.
  • El cocinero deberá establecer la temperatura de trabajo para un producto, y esperar hasta que la alcance; este proceso suele durar de 15 minutos hasta 1 hora y media, dependiendo de la capacidad del horno industrial.
  • Transcurrido el tiempo, el cocinero puede comenzar a introducir los productos de forma manual o automática, dependiendo del sistema instalado.
  • El horno, con los parámetros establecidos para su funcionamiento, cocina el producto y, al terminar el tiempo establecido, sonara una alarma avisando de que el alimento ha llegado a su fase final.

Lo último sería ya retirar el producto del horno industrial en funcionamiento.

horno industrial funcionamiento

Importancia del horno industrial y su funcionamiento en la hostelería

Para la industria hostelera, es necesario y muy importante invertir en un horno industrial de gas o eléctrico que permita, de forma rápida, uniforme y económica, la elaboración de pan, pasteles, postres, pizzas dulces o saladas, cocinar platos horneados, asados y gratinados en grandes cantidades, para satisfacer la constante demanda.

Los hornos industriales funcionan con el calor producido por las altas temperaturas; es decir, con energía térmica, y utilizan como combustible el gas. Algunos de estos hornos también usan energía eléctrica, ya que se asisten con turbinas o ventiladores que ayudan a uniformar el calor, lo que los hace más rápidos y eficientes. A estos hornos se les llama hornos de convección.

¿Conoces ya el funcionamiento de un horno industrial? En Fibraclim, te ofrecemos un completo catálogo con la maquinaria y mobiliario necesario a la hora de abrir tu negocio de hostelería. Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites. ¡Adelante!

El horno industrial y sus claves son aspectos fundamentales para cualquier cocina hostelera. Por ello, Fibraclim te trae un espacio especializado para que aprendas todo sobre el funcionamiento de un horno industrial, y lleves tu negocio al siguiente nivel.

Estos son equipos que cuentan con un espacio cerrado, el cual alcanza temperaturas muy elevadas con la finalidad de cocinar o calentar los alimentos para el consumo. Es por este motivo por lo que se recomiendan para establecimientos que requieren de la cocción o calentamiento de alimentos en grandes cantidades.

Los tiempos de cocción de un horno industrial y su funcionamiento, también se reducen con el empleo de estos equipos de hostelería, lo que incrementa la productividad y la satisfacción del cliente. Estos son capaces de conservar el calor atrapado en su interior, el cual se genera mediante alguna fuente de energía externa.

Existen diversas calificaciones de hornos industriales. Algunos son diseñados para usos muy específicos, como los hornos para pizzas, y lo mismo ocurre de manera particular en aquellos negocios que preparan alimentos directamente para el consumidor final, como restaurantes o panaderías.

Otros son más versátiles, y en ellos puedes llevar a cabo la cocción de casi cualquier tipo de alimento o comida.

Características de un horno industrial

El horno industrial y el funcionamiento que lo caracteriza, forman parte de los equipos indispensables para las cocinas de restaurantes, hoteles, pizzerías y panaderías, ya que su capacidad para cocinar, hornear, descongelar, derretir, fermentar, dorar, y gratinar los alimentos a gran escala, hacen de estos equipos herramientas imprescindibles.

No obstante, con el desarrollo de la tecnología y del ingenio humano, se han establecido mejores maneras de usar y desarrollar los hornos de forma eficiente. Aunque se han visto avances en los hornos industriales, todavía es insuficiente, ya que se tiene que hallar un método en el que se reduzca el riesgo laboral en cuanto a su manejo.

Los hornos industriales permiten una mejora en los procesos térmicos aplicados a un elemento, para así cambiar su composición química o física, proporcionando un nuevo uso u objetivo. Sin duda, el horno industrial en funcionamiento, está diseñado para garantizar unas prestaciones excelentes en las fases del ciclo productivo, que requieren tratamientos térmicos especiales.

Precisamente por esto, es necesario que cumplas con un habitual proceso de limpieza. El tipo de calentamiento que produce, satisface las necesidades particulares de la preparación de alimentos y del tratamiento de los materiales, pero la higiene es fundamental.

¿Cuál es el funcionamiento de un horno industrial?

Cada horno funciona de manera distinta, según el uso y diseño que posea. Sin embargo, el elemento principal de cada horno industrial y su funcionamiento, es la zona de trabajo; es decir, el lugar donde se realiza el proceso de cocción.

Este no es más que el espacio que separa el exterior del interior por una cámara aislada; de esta manera, todos ellos están fabricados en materiales refractarios y termoaislantes, y con exterior en metálico.

Todos los hornos cuentan con válvulas, difusores, y otro tipo de cierres que permiten regular las corrientes de los gases en el horno; además, sus conductos están equipados con instalaciones que permiten aprovechar el calor de los gases de escape, conocidos como regeneradores y recuperadores.

Los hornos de combustión cuentan con cámaras de combustión donde los quemadores generan el calor, aunque en algunos casos se suprime este elemento y la quema de combustibles se hace directamente en la zona de trabajo del horno.

No obstante, hay funciones que la mayoría de los hornos tienen en común:

  • El nivel de temperatura es regulado mediante un panel de control, lo que hace que la temperatura en el interior del horno aumente o disminuya, según sea el caso.
  • Aumentar el calor permite que este circule correctamente en el interior del horno, distribuyéndose de manera uniforme, y haciendo que los alimentos tengan una cocción completa.
  • En este tipo de hornos se puede calentar, ablandar, gratinar o fundir los alimentos en grandes cantidades, debido a su gran capacidad.

Proceso para encender un horno industrial

  • En un horno industrial en funcionamiento, lo correcto es presionar el botón Start, o el botón de encendido, que suele ubicarse en la estructura exterior del horno, y suele venir acompañado de un display donde hay una guía de las diferentes funciones para operar.
  • Una vez pulsado, lo primero que pasará es que se encenderá un ventilador para extraer los gases que pueda contener el horno industrial en funcionamiento; un sensor envía una señal al display, el cual enciende el quemador.
  • El cocinero deberá establecer la temperatura de trabajo para un producto, y esperar hasta que la alcance; este proceso suele durar de 15 minutos hasta 1 hora y media, dependiendo de la capacidad del horno industrial.
  • Transcurrido el tiempo, el cocinero puede comenzar a introducir los productos de forma manual o automática, dependiendo del sistema instalado.
  • El horno, con los parámetros establecidos para su funcionamiento, cocina el producto y, al terminar el tiempo establecido, sonara una alarma avisando de que el alimento ha llegado a su fase final.

Lo último sería ya retirar el producto del horno industrial en funcionamiento.

Importancia del horno industrial y su funcionamiento en la hostelería

Para la industria hostelera, es necesario y muy importante invertir en un horno industrial de gas o eléctrico que permita, de forma rápida, uniforme y económica, la elaboración de pan, pasteles, postres, pizzas dulces o saladas, cocinar platos horneados, asados y gratinados en grandes cantidades, para satisfacer la constante demanda.

Los hornos industriales funcionan con el calor producido por las altas temperaturas; es decir, con energía térmica, y utilizan como combustible el gas. Algunos de estos hornos también usan energía eléctrica, ya que se asisten con turbinas o ventiladores que ayudan a uniformar el calor, lo que los hace más rápidos y eficientes. A estos hornos se les llama hornos de convección.

¿Conoces ya el funcionamiento de un horno industrial? En Fibraclim, te ofrecemos un completo catálogo con la maquinaria y mobiliario necesario a la hora de abrir tu negocio de hostelería. Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos en todo lo que necesites. ¡Adelante!