Freidora a gas o elèctrica

¿Freidora a gas o eléctrica? ¿Cuál es mejor para tu negocio?

La freidora a gas o eléctrica es una de las principales maquinarias de cocción que ha sido utilizada en los negocios de venta de comidas rápidas o restaurantes, ya que permite que la cocción de los platos sea bastante rápida y eficaz, optimizando el rendimiento de los empleados y haciendo más sencillas sus labores.

En este artículo, queremos compartir contigo algunos de los principales aspectos que pueden ayudarte a elegir alguno de estos tipos de freidoras, con el fin de que puedas disponer de los mejores electrodomésticos.

¿Qué se debe tener en cuenta al elegir entre una freidora a gas o eléctrica?

Una vez tengamos que escoger entre una freidora a gas o eléctrica, existen diferentes factores que hay que tener en cuenta para que esta elección sea la más adecuada en los requerimientos del negocio donde se va a emplear.

Entre los principales criterios a considerar, se pueden describir los siguientes:

Economía

Uno de los principales aspectos que se deben tener en cuenta entre una freidora a gas o eléctrica es el gasto de consumo por ambas fuentes de energía, de manera que las de gas suelen ser, por lo general, mucho más recomendables para ahorrar dinero.

>  ¿Cómo limpiar la campana de una cocina industrial? Todo lo que debes saber

Eficiencia

Este es uno de los aspectos más importantes a valorar al elegir alguno de estos equipos, debido a que las freidoras industriales de gas suelen calentar el aceite y alcanzar temperaturas mucho más altas en un tiempo menor que las eléctricas.

Por otro lado, una freidora industrial eléctrica conserva mejor la temperatura que tiene el aceite y tarda mucho menos tiempo en recobrar el calor perdido al sumergir la comida, en especial si esta está congelada.

Facilidad de uso

Entre una freidora a gas o eléctrica, las eléctricas suelen mucho ser más seguras y sencillas al momento de tener que usarlas.

Limpieza y mantenimiento

Una freidora industrial a gas necesita una limpieza constante, ya que genera una gran cantidad de suciedad; mientras que, en el caso de las eléctricas, no llegan a quemar los aceites y, por lo tanto, generan menos residuos, haciendo que la limpieza sea más sencilla.

Facilidad de desplazamiento

Entre una freidora a gas o eléctrica, una de las principales diferencias que se debe tener en cuenta es que, debido a que no requiere de una toma de gas, las freidoras eléctricas se pueden desplazar en diferentes sitios sin inconvenientes, permitiendo que el espacio de la cocina se pueda aprovechar de una forma más óptima.

Sabor de los alimentos

Aunque puede ser muy difícil establecer una diferencia entre los alimentos que se cocinan en una freidora a gas o eléctrica, sí pueden existir algunas diferencias con respecto al color y la apariencia de los alimentos que se produzcan, reduciéndose estas al estado de limpieza o el aceite.

En cuanto al sabor de los alimentos en una freidora a gas o eléctrica, el resultado de la cocción tiende a ser bastante similar, ya que no existen diferencias entre ambos tipos de freidoras al ser el mecanismo de cocción el aceite, por lo que hay que elegir uno que sea de buena calidad.

>  Guía de planchas de cocina

Además, la textura de los alimentos se puede mantener si la temperatura de cocción es correcta.

Freidora industrial a gas

Rendimiento

Entre una freidora a gas o eléctrica, ambas clases tienen los mismos atributos de rendimiento y capacidad. Sin embargo, los modelos eléctricos son superiores en cuanto a las velocidades de calentamiento y recuperación.

¿Qué factores se deben tener en cuenta antes de comprar una freidora?

Al momento de elegir si nos conviene más una freidora a gas o una eléctrica, es importante tener en cuenta algunos aspectos que realmente pueden marcar una diferencia en nuestra elección. Entre estos, podemos señalar los siguientes:

Alimentos que se van a preparar

Es importante evaluar qué tipo de alimentos vamos a preparar en nuestra freidora con el fin de comprar un modelo o modelos que cubran con las necesidades del establecimiento comercial, y no más.

Freidoras industriales

Velocidad de cocción

Según la clase de alimento que se vaya a cocinar, se va a requerir de una freidora que pueda alcanzar la temperatura que sea adecuada de una forma más rápida o que pueda mantenerse constante.

Limpieza

Tanto la freidora a gas como la eléctrica requieren obligatoriamente de una limpieza periódica, pero algunas pueden ser más difíciles al momento de limpiar, por lo que necesitan con mayor frecuencia de mantenimiento.

Espacio

Existen freidoras como las de sobremesa o las de suelo, que pueden elegirse en función del espacio del que dispongas en tu cocina.

Esto se debe al hecho de que el tamaño del área donde se van a preparar los alimentos es un aspecto fundamental al hacer la compra, ya que lo ideal es que adquiera un tipo de freidora que pueda encajar bien para emplearla de una forma eficaz.

>  ¿Cómo conectar un aire acondicionado split paso a paso?

Capacidad

Este criterio se debe evaluar según la cantidad de alimentos fritos que se vayan a preparar en tu freidora a gas o eléctrica, ya que esta debe cumplir con todas tus necesidades de cocción y capacidad.

Material de fabricación

Se debe elegir una freidora a gas o eléctrica que sea de un material de gran calidad como el acero inoxidable, ya que es el mejor para los electrodomésticos y suele ser obligatorio en establecimientos de hostelería en la mayor parte de los casos.

Cantidad de cestas

Hay que tener en cuenta el uso que se le va a dar a estas máquinas de hostelería, porque de esta forma se va a elegir un modelo que tenga la cantidad adecuada de cestas para poder hacer un trabajo eficiente y satisfacer las solicitudes de los clientes.

Freidora industrial elèctrica

Esperamos que con este artículo ya sepas todas las razones y factores a tener en cuenta para elegir entre una freidora a gas o eléctrica. Por ello, si estás en búsqueda de equipos de cocción de una excelente calidad, visita nuestro catálogo online en Fibraclim.

Además, también disponemos de los mejores utensilios para cocinar, como recipientes de cocinado, utensilios de cocina y utensilios de preparación, entre otros. ¡Adelante!