Aprende-con-nosotros-todos-los-trucos-sobre-como-hacer-conservas-al-bano-marna2

Cómo hacer conservas al baño maría: tiempo y proceso

Quizá no lo sabías, pero es posible realizar en tu casa y con muy pocas herramientas, tus propias conservas. De esta forma conseguirás aprovechar al máximo tus alimentos y alargar considerablemente su vigencia. En esta ocasión te enseñaremos cómo hacer conservas al baño maría, una de las maneras más sencillas y al alcance de todos de llevar a cabo este proceso.

Si te interesa saber sobre otros métodos de conservación, entérate también de las ventajas y desventajas del envasado al vacío.

¿Qué son las conservas y por qué aprender a hacerlas?

Bajo el nombre de conservas se conocen algunos alimentos que han sido expuestos a un tipo de método de conservación, valga la redundancia, para alargar su vida apta para el consumo. Esto se logra generando condiciones ideales para que no crezcan las bacterias, hongos y levaduras en los alimentos, cortando la oxigenación.

Los humanos conocen cómo hacer conservas al baño maría desde tiempos inmemorables, puesto que se trata de una práctica común, sobre todo cuando se necesita guardar alimentos durante los tiempos de invierno o momentos de escasez de alimentos.

Usualmente se utiliza la práctica de realizar conservas para darle mayor utilidad a frutas y vegetales de temporada, ya que algunos de estos abundan durante una época del año y luego desaparecen para dar paso a otras especies. En este sentido, hacer conservas caseras es útil para satisfacer el autoconsumo de estos productos que no logras ver en varios meses.

Lo mejor de este proceso de conservación, es que se puede realizar en casa sin demasiados instrumentos. Algunas de las conservas que puedes realizar en casa para aprovechar las frutas y alimentos de temporada son las mermeladas, las confituras, dulces y licores… En definitiva, productos que te permitirán disfrutar de tus sabores favoritos por más tiempo.

>  7 tapas baratas para regalar en bares que atraerán al cliente

Otra de las ventajas de aprender cómo hacer conservas al baño maría con tus alimentos, además del ahorro que puedes generar, es que podrás dosificar los alimentos que son temporales durante el año entero. Esto permite que nuestros alimentos rindan muchísimo más. Tanto es así, que es muy probable que puedas compartir tus conservas con familia y amigos.

¿Cuál es el método de baño maría y cómo hacer conservas en el baño maría?

Existen diferentes métodos para realizar conservas en casa, sin embargo, uno de los más utilizados por todos es el baño maría, el cual consiste en calentar indirectamente una sustancia líquida o sólida, de manera uniforme y muy lentamente. Esto se consigue introduciendo un recipiente dentro del agua en su punto de ebullición.

Si estás buscando aprender cómo hacer conservas al baño maría, seguramente te parecerá curioso conocer que este proceso de calentamiento es ampliamente utilizado fuera de la cocina, en procesos industriales inclusive, para la obtención de productos cosméticos y farmacéuticos, no solo para cocinar.

Para lograr hacer un baño maría, es necesario introducir un recipiente, donde estará la sustancia que deseamos calentar, dentro de otro recipiente más grande con agua (u otro líquido). Posteriormente se pone sobre el calor el recipiente más grande que sirve como base, es decir dónde está el agua. De esta manera, antes de lograr que el calor alcance la sustancia que nos interesa, se calentará el líquido de afuera.

Para aprender correctamente cómo hacer conservas al baño maría en casa, debes tener en cuenta la acidez de los productos que deseas conservar. Esto es importante porque este método es especialmente recomendado para alimentos con alta acidez o con contenido de azúcares elevados. Aplicado de la manera correcta de cómo hacer conservas al baño maría se puede eliminar los microorganismos que crecen en estos alimentos.

>  ¿Cuál es el tiempo de cocción del pollo al horno eléctrico?

Algunos de los productos que pueden conservarse bajo este método son las frutas, tomates y encurtidos, así como aquellos con concentración de azúcares altas, como las jaleas, jarabes y mermeladas.

Mientras que para otros alimentos menos ácidos como las carnes, hortalizas, pescados, algunas preparaciones, y legumbres, lo más recomendable para su conservación es utilizar una envasadora al vacío, ya que en estos casos no funciona el baño maría como una alternativa.

¿En qué consiste la aplicación del baño maría para hacer conservas?

Ya que hemos visto en qué consiste el baño maría y en qué casos se puede aplicar, será mucho más sencillo aprender cómo hacer conservas al baño maría en casa.

Como hemos visto entonces, se trata de un proceso de esterilización de alimentos, que se logra en unos sencillos pasos.

Para llevar a cabo esta esterilización, debes conseguir un tarro de cristal con su tapa (preferiblemente hermética), para cada uno de los alimentos que deseas conservar. Vas a colocar el producto dentro de los frascos, ciérralo muy bien y sumérgelo en una olla con agua caliente. El tiempo de calentamiento va a depender de cada alimento, pero es importante que el agua hierva, lo que puede tardar unos 15 minutos dependiendo de la cantidad de agua que apliques.

Cosas que debes tener en cuenta para hacer conservas al baño maría

Lo primero que debes tener en cuenta para aprender perfectamente cómo hacer conservas al baño maría, debemos ser sumamente cuidadosos con algunos detalles con el fin de que el resultado sea el mejor.

Por ejemplo, antes de hacer el proceso de conservación, debes tener los tarros de cristal lo más limpios posible, para lo cual deberás esterilizarlos. Esto puedes hacerlo utilizando una olla, el microondas o el horno. En cualquiera de los tres, lo ideal es someter a los frascos a una temperatura elevada para lograr que se esterilicen.

>  Tiempo de cocción de las berenjenas al horno

Otro punto importante en cómo hacer conservas al baño maría, es el momento del envasado, puesto que debes escoger cuidadosamente los alimentos que vas a envasar, limpiarlos muy bien y cerciorarte de que no tengan parásitos. De igual manera, debes prestar atención al estado del alimento, que no esté demasiado verde ni muy maduro, para que pueda tener mayor posibilidad de conservarse.

No importa la temperatura de los alimentos al momento de envasarlos, lo que sí debes tomar en cuenta es no llenar hasta el tope los frascos, puesto que, durante el proceso de calentamiento, los alimentos se expanden. Igualmente, al momento de colocar el agua en la cazuela, esta no debe rebasar los tarros porque pueden inundar su contenido.

Es crucial que a los tarros no les entre agua, de lo contrario, no habrá funcionado el proceso de conservación.

Como pudiste ver, para hacer un baño de maría solo necesitas agua y una olla, pero también puedes echar mano de instrumentos más sofisticados como una máquina de baño maría

Está máquina de baño maría es usada habitualmente en hoteles y restaurantes,. La máquina de baño maría te permite realizar el mismo proceso que ya hemos comentado, pero de una forma más rápida y segura.

Ya que sabes cómo hacer conservas al baño maría, nos gustaría preguntarte, ¿qué alimentos piensas conservar de esta forma? ¿Ya lo has hecho antes? Estaremos gustosos de leer sobre tus resultados. Contáctanos para cualquier duda que te pueda surgir.