climatización de cocinas industriales

Blog > La correcta climatización de las cocinas industriales

La correcta climatización de las cocinas industriales

La climatización de cocinas industriales es un factor indispensable en cualquier establecimiento de preparación y venta de comida debido a todo el calor que se emite al momento de cocinar, así como por toda la maquinaria presente en la sala. Son múltiples los métodos de climatización; sin embargo, el adecuado varía de acuerdo a las características de las mismas.

Antes que nada, si deseas que tu restaurante sea todo un éxito, lo primero que debes hacer es asegurarte de que este cuente con un ambiente cuidado, que sea luminoso, y posea una temperatura que agrade a los comensales y trabajadores.

Contar con todo esto tendrá por consecuencia que el cliente disfrute mucho más y, por ende, contribuirás en gran medida a que vuelva en otra ocasión al local. En cambio, si haces todo lo contrario, este no repetirá la experiencia y perderás un consumidor.

Es aquí donde entra la necesidad de un buen equipo de climatización para cocinas industriales que garantice un eficaz control sobre el ambiente general del restaurante y de cualquiera de sus salas, proporcionándoles comodidad no solo a los clientes, sino también a los trabajadores.

No obstante, y frente a dicha necesidad, todo el mundo se hace la pregunta de si existe un método de climatización de cocinas industriales perfecto para establecer en cada una de ellas sin contar con características diferenciadoras.

Sí, existe una correcta climatización de cocinas industriales, y es que, a pesar de ser un trabajo algo complicado y confuso, no es imposible. Sin embargo, si tenemos que establecer uno en concreto, esto varía dependiendo del tamaño y la distribución de esas cocinas.

Lo ideal en un sistema de climatización de cocinas industriales es que este tenga aire acondicionado con el fin de que sea útil tanto en invierno como en verano. De esta manera, enfriará en épocas calurosas y calentará en épocas muy frías.

Dicho equipo debe integrarse a la perfección en el espacio del restaurante y, sobre todo, de la cocina del mismo; todo con la finalidad de que pueda satisfacer las necesidades de climatización de los cocineros y ayudantes de cocina.

climatización de cocinas industriales

Para todo esto, recomendamos contar con el apoyo de profesionales instaladores de aires acondicionados o sistemas de climatización para cocinas industriales. Estos, antes de proceder a la instalación, harán una comprobación de la carga térmica de la que deberá disponer el dispositivo de climatización, estableciendo así las “frigorías” requeridas.

Es importante recordar que en el cálculo de la carga térmica influyen múltiples elementos, tales como: el número de ventanas, la superficie para trabajadores, las dimensiones del espacio de la cocina, la clase de maquinaria que produce el calor, las puertas de acceso, y muchos otros.

De esta manera, se debe tener un cuidado extremo con el aire acondicionado porque, si nos excedemos, los trabajadores de la cocina estarán incómodos y no podrán realizar bien su trabajo, y lo mismo pasa con la calefacción y el calor.

Para una correcta climatización de cocinas industriales se recomienda mantener la temperatura del restaurante oscilando entre los 21 y los 23 grados durante el verano, y entre los 20 y 21 grados durante el invierno. Con esta medida, los trabajadores y los clientes del establecimiento siempre se sentirán a gusto.

Contar con un aislamiento óptimo y una buena ventilación serán los factores más importantes para determinar la la temperatura del lugar. Con esto se ahorra en calefacción, al igual que lo hace si te aseguras que las puertas y ventanas están instaladas de manera correcta, y si pueden mantener el calor interior. En esto, la herramienta que más te será de utilidad es el termostato.

Climatización de cocinas industriales de acuerdo a las dimensiones del local

Para los locales de pequeño tamaño, la correcta climatización de cocinas industriales consiste en emplear un sistema de aire por conductos. Este último requiere la construcción de un falso techo, que, como ventaja, ofrece discreción visual.

Por otro lado, permite la distribución de aire separado a través de las diferentes salas del restaurante, además de regular la temperatura y flujo para cada una de las estancias.

De igual forma, para locales pequeños, se recomienda el “split cassette”. Consiste en una unidad cuadrada interior que emite aire en todas las direcciones, repartiéndolo de manera uniforme por toda la sala. A su vez, cuenta con una unidad exterior con la que está conectada, y que funciona como compresor.

Si se trata de locales de mayor tamaño, lo correcto es optar por un sistema “multisplit”, el cual distribuye el aire por medio de rejillas. Con este sistema, se instalan múltiples unidades interiores de emisión de aire, que se encuentran conectadas a una única unidad exterior. Una de las ventajas de este sistema es su instalación relativamente sencilla.

Por último, para los restaurantes de más de 200 metros cuadrados, se considera correcto emplear un sistema VRV (volumen de refrigerante variable). De la misma forma que los sistemas split simples, estos sistemas VRF usan un fluido como medio de refrigeración y calentamiento.

Con este sistema se debe instalar una unidad exterior que permita circular el fluido dentro del recinto a través de tubos que conecten a varias unidades interiores, repartidas por los ambientes necesarios.

climatización de cocinas industriales

Campanas y sistemas de extracción: ¿cuál es mejor para la climatización de las cocinas industriales?

Los tipos de campanas y sistemas de extracción existentes en la actualidad son las campanas de extracción normales, que solamente extraen humos y hacen una inmediata depresión del volumen de aire de la cocina, y las campanas de extracción compensadas, que son capaces de extraer, además de inducir aire limpio del exterior, tanto frío como caliente.

Las campanas de extracción inductoras, que de igual manera que las compensadas, extraen humos e introducen aire limpio a la cocina, pero lo hacen en el interior de la campana, redireccionando dicho aire a los filtros y provocando un efecto “venturi” que hace más corto el tiempo de extracción.

Los techos filtrantes, que extraen humos, y aportan aire a la cocina, sin embargo, son un sistema aún en desarrollo; por otro lado, las campanas inductoras compensadas, que se encargan de la extracción de humos mientras aportan aire tanto en el interior como en el exterior de la campana.

De todos los anteriores, es el tercer caso el “correcto” o ideal para la climatización de una cocina industrial haciendo uso del sistema que se desee. Esto se da porque la campana de extracción inductora introduce el aire del exterior en la propia campana, a la vez que aporta el caudal que prefieras sin necesidad de producir pérdidas del aire de la cocina, esté climatizada o no.