Freidora eléctrica

¿Cómo limpiar una freidora eléctrica de forma eficiente?

Saber cómo limpiar una freidora eléctrica es muy importante para que los alimentos no se estropeen y tus recetas queden siempre deliciosas. Es una de las mejores formas de conservar bien tu freidora eléctrica y preservar el sabor de cada plato, y por ello en este artículo vamos a darte todos los pasos sobre la forma correcta de limpiarla.

También puede interesarte:

Ten en cuenta las características de tu freidora, ya que algunas de ellas son más fáciles de limpiar y cuentan con funcionalidades que protegen el sistema eléctrico a la hora de limpiar el equipo. Lee con cuidado las instrucciones del fabricante para tener en cuenta sus particularidades al momento de decidir cómo limpiar la freidora eléctrica.

¿Por qué debes limpiar una freidora eléctrica?

Antes de que empecemos con el paso a paso, es importante que sepas las razones y la frecuencia para limpiar tu freidora industrial.

¿Por qué limpiar la freidora eléctrica?

Porque en las freidoras acumulan residuos de alimentos que pueden afectar el sabor de tus recetas. La contaminación de sabores es uno de los principales problemas que puedes atacar sabiendo cómo limpiar una freidora eléctrica. Además, el mantenerla limpia aumenta su tiempo de vida útil.

¿Cada cuánto debo limpiar la freidora eléctrica?

Esto dependerá del uso que le des. Las freidoras que usas con poca frecuencia (una, dos o tres veces a la semana) puedes limpiarlas después de cada uso. Con esto garantizas que la freidora eléctrica industrial esté en las mejores condiciones en el momento en que la necesites.

Para los equipos de uso frecuente, esos que tienes funcionando a diario, la recomendación es limpiarla máximo cada tres días, para que no se adhieran los residuos a las paredes de la freidora para restaurante o bar. Con este procedimiento frecuente, el sabor de las recetas y el estado de tu equipo serán siempre los mejores.

 

Cómo limpiar una freidora eléctrica paso a paso

La mejor forma para resolver el cómo limpiar una freidora eléctrica es con un paso a paso. Luego veremos algunas recomendaciones finales que no debes olvidar. ¡Toma nota!

Paso 1: Enfriar la freidora

Antes de empezar, desconecta la freidora y deja que se enfríe. Nunca debes limpiarla cuando esté caliente ni conectada. Si añades agua al equipo y el aceite está caliente puedes sufrir un accidente o dañar la máquina.

Paso 2: Vacia el aceite

Sacar el aceite de la freidora es muy importante. Si puedes volver a utilizar el aceite, colócalo en un recipiente de vidrio con tapa y almacénalo a temperatura ambiente. Y si es el momento de desechar el aceite, recuerda seguir los pasos necesarios para hacerlo de forma segura y no contaminar.

Paso 3: Desmonta la freidora eléctrica

Saca la cesta de la freidora. Puedes colocarla en el lavavajillas o dejarla en un recipiente grande con agua y un poco de vinagre para que salga la grasa. Si al leer las instrucciones del fabricante observas que tu aparato es de los tipos de freidoras eléctricas al que le puedes sacar los filtros u otras partes para limpiarla, este es el momento para hacerlo.

Truco para desengrasar

Existen algunos trucos que puedes aplicar en este momento para eliminar los restos de aceite y otros residuos. Por ejemplo, puedes espolvorear harina al interior del aparato. Esta tiene una gran capacidad de absorción. Déjala por unos minutos y luego con un elemento de menaje profesional adecuado (las espátulas son las mejores) puedes retirarlo.

Otro truco es tomar vinagre o bicarbonato de sodio, diluirlo y luego pasarlo por el interior de la freidora.

Paso 4: Agua con producto desengrasante

Para una freidora fácil de limpiar, debes llenarla de un producto desengrasante diluido en agua hasta el nivel máximo y luego encenderla para que hierva. Déjala por un par de minutos y luego apágala nuevamente y desconéctala. Retira toda el agua. Este procedimiento también puede funcionar con un poco de vinagre o bicarbonato.

Paso 5: Paño con jabón

Después de retirar el agua puedes pasar un paño por toda la freidora con un poco de jabón de vajillas. No utilices esponjas duras para que no se raye tu equipo. Luego retira el jabón con un paño mojado y seca la freidora con toallas de papel.

Paso 6: Paño de microfibra para el exterior

Ahora es el momento de saber cómo limpiar una freidora eléctrica en su parte externa. Utiliza un paño de microfibra y pásalo con cuidado por toda la máquina. Si hay grasa, humedece el paño con un poco de vinagre y luego pasa otro seco.

Paso 7: Limpieza de filtros, canasta y tanque

La cesta ha estado durante un tiempo en agua. Ahora puedes utilizar un cepillo pequeño para eliminar cualquier residuo que se encuentre adherido a ella, con un poco de agua y lavavajillas. Enjuaga con abundante agua y observa que no queden restos de jabón. Si el tanque es removible también puedes hacer este mismo procedimiento para dejarlo impecable.

Si los filtros son removibles puedes limpiarlos y volverlos a colocar, o reemplazarlos de ser necesario. Para conocer el tipo de filtros con el que cuenta tu freidora solo debes leer las instrucciones del fabricante.

¡Listo! Ya sabes la forma más eficiente del cómo limpiar una freidora eléctrica. Sin embargo, existen algunas cosas que no debes olvidar y que te recordaremos en los siguientes párrafos.

Lo que no debes olvidar sobre cómo limpiar una freidora eléctrica

En el análisis de cómo limpiar una freidora eléctrica encontramos algunas recomendaciones que deberás tener en cuenta antes y después de hacerlo. ¿Cuáles son?

Guarda el manual de tu equipo en un lugar seguro y léelo

Al comprar una freidora eléctrica siempre recibes un manual de instrucciones. Es tu mejor amigo no solo en el momento de limpiarla sino a lo largo de la vida útil de tu aparato, así que consérvalo a tu lado y lee sus instrucciones y características.

No utilices líquidos corrosivos para limpiar la freidora

Es importante que lo recuerdes. Muchos pueden recomendarte ácidos u otros productos que pueden dañar la estructura de la freidora y su funcionamiento, así que no lo hagas.

Nunca sumerjas en agua la freidora

Es vital para mantenerla en buen estado. Algunas personas creen que las freidoras eléctricas pequeñas pueden ser sumergidas en agua para limpiarlas mejor, pero esto solo generará daños en los mecanismos interiores del aparato.

 

¡Ahora ya sabes cómo limpiar tu freidora eléctrica! Recuerda que si tienes alguna duda sobre equipamiento de hostelería, siempre puedes ponerte en manos de expertos a través de nuestro formulario de contacto.

Compartir

Artículos recientes

  • Sin categoría

Problemas con freidoras de aire

Las freidoras de aire son uno de los electrodomésticos más populares durante los últimos años.…

2 meses ago
  • Maquinaria de hostelería

¿Qué es un roner de cocina?

Cocinar alimentos implica una pérdida de peso y sus valores nutricionales son bastante importantes. Para…

2 meses ago
  • Cocina industrial

El diseño de cocinas profesionales, pautas para renovar tu cocina industrial

Una cocina industrial bien diseñada y funcional, es el sueño de todo chef. Nada mejor…

3 meses ago
  • Sin categoría

Mantenimiento de un botellero frigorífico

La inversión en un equipo de refrigeración es un punto importante dentro de un local…

4 meses ago
  • Sin categoría

Cómo convertir tu restaurante a restaurante sostenible

El cuidado del planeta es una tarea que, desde grandes industrias, hasta los pequeños hogares,…

4 meses ago
  • Sin categoría

¿Cómo conservar verduras por más tiempo?

Seguro eres de los que aman mantener una dieta equilibrada, incluyendo verduras en tus comidas…

5 meses ago

¿Aceptas el uso de nuestras cookies?