pollo asado en horno de convección

Blog > Receta de pollo asado en horno de convección

Receta de pollo asado en horno de convección

Si lo piensas bien, a todos nos gustaría cocinar una receta de pollo de película, pero no te preocupes, ya que con Fibraclim y sus máquinas de hostelería todo es posible. Por ello, traemos para ti un artículo lleno de todo lo que debes saber para hacer un pollo asado en horno de convección. ¡No te quedes sin el tuyo!

Métodos para cocinar un pollo asado en horno de convección

Altas temperaturas

Este es uno de los métodos más comunes al cocinar pollo asado en horno de convección. Consiste en precalentar el horno a su máximo exponente, y asar el alimento a esa temperatura (200 o 220 grados) durante 10 o 15 minutos con la bandeja a media altura.

Al pasar este tiempo, se procede a reducir la temperatura a 175º y calcular 20 minutos por medio kilo. Con este cálculo, un pollo de 2 kilos debería estar 80 minutos. Después, le damos la vuelta a mitad de proceso. Ese primer golpe de calor fuerte es similar a lo que ocurre en las brasas: sellamos la carne, con lo que retenemos jugos para tener un resultado más tierno.

Método tradicional

El que ya hemos comentado, aquel que es usual al cocinar un pollo asado en horno de convección. Precalentar el horno a 180 grados, y mantener esa temperatura constante durante unos 20 minutos por medio kilo de peso.

Al final, dejamos unos 15 minutos más, siempre comprobando el color de la carne mediante un corte en la pechuga, y fijándonos en si el jugo es claro (está listo) o de color rosado (le queda un poco). Si tenemos un termómetro para carnes, la temperatura interior deberá rondar los 75 grados cuando ya esté asado.

pollo asado en horno de convección

A baja temperatura

Para los que se animen a probar algo nuevo, les recomendamos otro método para cocinar pollo asado en horno de convección: el método de asado a baja temperatura. Si tenemos una de esas ollas, perfecto, pero también podemos hacerlo en el horno convencional.

Empezamos precalentando a 90 grados, y colocamos el pollo en la rejilla con una bandeja debajo para recoger el jugo; así, podemos aprovechar también para asar unas patatas o verduras. Lo asamos durante unas 4 horas, comprobando -si tenemos termómetro- que la temperatura interna de las pechugas sea de unos 60 grados.

Receta de pollo asado en horno de convección

Si tienes ganas de probar el pollo en un horno de convección y no fallar en el intento, estás en el lugar correcto; es facilísimo y queda muy rico y jugoso, y más aún si utilizas los mejores utensilios de preparación.

Opcionalmente, puedes colocarle unas patatas y cebolla en trozos para acompañarlo, todo junto en el horno mientras se hace el pollo, y esto hace que queden estupendas en ese caldito, jugosas, y también doradas por encima.

Ingredientes:

  • Pollo entero
  • Limón, especias (ajito, perejil, o cebolla) y sal
  • Un par de pastillas de caldo, agua o vino
  • 20 gr. de mantequilla ligera + 1 cucharada de aceite

Preparación:

Mezclar la mantequilla derretida con el aceite, las especias y sal, para pincelar bien el pollo por todas partes, y, después, poner el resto que nos quede por dentro con un trozo grande de limón. Juntar las pastillas de caldo con el agua caliente para que se deshagan.

Tras esto, mételo en el horno en una fuente sobre la rejilla baja, añádele el caldo de las pastillas y, si lo deseas, un poquito de vino.

Durante 1 h aproximadamente a 200º C (horno precalentado), 30 minutos tapado con papel de horno o aluminio, luego 15 minutos sin papel, por un lado, y otros 15 minutos por el otro; mira que este bien dorado por todos lados.

Cómo lograr un buen sabor de pollo asado en horno de convección

Condimentación

Para que el pollo asado en horno de convección quede en su punto, tan sólo necesitamos condimentarlo con sal y pimienta. Es importante salpimentar, especialmente el interior del pollo, pues de esta depende el sabor de la carne, en especial el de la pechuga. Por otro lado, el exterior se puede condimentar sólo con pimienta para evitar la sequedad.

A esta mezcla básica se pueden añadir otras especias al gusto de cada uno, ideales para complementar la mesa: comino, chile, cúrcuma, pimentón, etc. La mezcla seca de especias se puede enriquecer con salsa o concentrado de tomate, zumo de limón, lima o naranja, yogur, kéfir, aceite o, incluso, agua.

Obtendremos, con todo esto, una pasta con la que untar bien el pollo asado en horno de convección por todos sus huecos, por dentro y por fuera.

Relleno

Este viejo truco merece un lugar entre nuestras recomendaciones. Si quieres lograr un gran sabor para tu pollo asado en horno de convección, prueba a introducir un limón en el interior del pollo, y verás como este aporta aroma, jugosidad y sabor al resultado.

Si queremos que todo esto se vea potenciado, le podemos echar un chorrito de limón, y pincharlo con un cuchillo o cortarlo en dos mitades antes de introducirlo en el pollo.

Engrasado de la carne

Extender una capa de mantequilla entre la piel y la carne de las pechugas, es una manera efectiva de aportar jugosidad y sabor al pollo asado en horno de convección, pues la grasa penetra en la carne al derretirse por efecto del calor.

Este truco se puede detallar si preparamos una mantequilla compuesta, y la aromatizamos con pasta de ajo, sal, pimienta, ralladura de cítricos, hierbas, especias, u otros condimentos. Al igual que con la condimentación, aquí se puede jugar con las mezclas de especias para dar toques de sabor diferentes.

Para ello, es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente y que la mezcla de condimentos, de optar por hacerla, sea homogénea. Entonces, con la mano, se introduce entre la piel y la pechuga del pollo y se extiende con cuidado.

pollo asado en horno de convección

Reposo

Después del condimentado, relleno y engrasado el pollo, conviene dejarlo reposar una o dos horas (a temperatura ambiente si no hace calor, y en frío si la temperatura ambiente es elevada) antes de introducirlo en el horno. El reposo ayuda a que la carne se impregne de matices y aromas y garantiza una explosión de sabor cuando sea degustado.

¡Anímate a preparar tu pollo asado en horno de convección de la mano de Fibraclim! Te ofrecemos las mejores herramientas del mercado y a excelentes precios. No pierdas la oportunidad de vivir la experiencia con nosotros.